Esta conexión WiFi necesita 10.000 veces menos energía y busca arrebatar el trono al Bluetooth LE

Wifi Pasivo

Los avances en las conexiones inalámbricas sigues su curso con el objetivo de ofrecer enlaces más eficientes con un bajo consumo energético. Dentro de este apartado, Bluetooth es quien se ha colocado a la cabeza dentro del consumo, no así en ancho de banda y alcance, por lo que WiFi sigue siendo una de las conexiones más sólidas y versátiles para una gran cantidad de usos.

El mayor problema al que se enfrenta WiFi es precisamente a su elevado consumo de energía, algo que afecta directamente a dispositivos que utilizan baterías recargables, ya que su autonomía se ve mermada al estar recibiendo y transmitiendo información en todo momento. Esto podría cambiar en un futuro gracias a nuevo proyecto bautizado como 'WiFi Pasivo', el cual aseguran necesitan una cantidad mínima de energía para funcionar.

Wi-Fi Pasivo

Un grupo de investigadores de la Universidad de Washington han desarrollado un interesante proyecto que cuenta con financiación de la National Science Foundation y Qualcomm, el cual busca hacer más eficiente la conexión WiFi sobre todo en dispositivos móviles y dentro del Internet de las Cosas.

El nuevo sistema conocido como 'WiFi Pasivo' fue presentado a inicios de este 2016, pero es hasta ahora cuando han podido llevar a cabo las primeras pruebas con resultados satisfactorios. Con ello han podido demostrar que esta conexión consume entre 15 y 60 microvatios (hasta 10.000 veces menos energía que los métodos convencionales), lo que significa 1.000 veces menos energía que plataformas como Bluetooth LR y Zigbee.

Una de las desventajas es que al disminuir el consumo de energía también se disminuye el ancho de banda, en un máximo de 11 Mbps, quedando por debajo de las capacidades que ofrece WiFi pero por encima de lo que tenemos con Bluetooth LE, ya que además el WiFi Pasivo es capaz de transmitir información a una distancia máxima de 30,5 metros.

Wifi Pasivo 01

La actual arquitectura de WiFi se basa en funciones digitales y analógicas, siendo estas últimas las que consumen mayor cantidad de energía, como por ejemplo estar emitiendo una señal de frecuencia. Lo que hace este nuevo sistema es que separa las funciones digitales y relega las analógicas a un solo dispositivo conectado a la corriente eléctrica.

Por otro lado, los dispositivos que harán uso de esta conexión, como smartphones, usarán una matriz de sensores que servirán para descodificar lo paquetes de datos por medio de un conmutador digital. Según sus creadores, esto es compatible con la gran mayoría de dispositivos móviles que existen en el mercado a día de hoy.

Hay que destacar que este proyecto aún sigue en etapa de desarrollo, por lo que todavía se necesitan algunos años para que se haga realidad, además de que tiene que pasar por certificaciones y aprobaciones por los diversos organismos reguladores. El proyecto será presentando con mayor detalle en marzo de 2017 durante el Simposium USENIX, donde se espera que tengamos nuevos avances de esta tecnología.

Más información | Universidad de Washington En Xataka | Quiero mejorar la red WiFi de casa, esto es lo que debo saber

También te recomendamos

¿Por qué nos gusta tanto saber de los demás?

AMD presenta Polaris, una prometedora nueva arquitectura para sus GPUs

La inteligencia artificial no solo nos barre al Go: también permite ahorrar un dineral en facturas de luz

-
La noticia Esta conexión WiFi necesita 10.000 veces menos energía y busca arrebatar el trono al Bluetooth LE fue publicada originalmente en Xataka por Raúl Álvarez .

0 comentarios: