Siete prácticos usos para tu Raspberri Pi y cómo conseguirlos en cuestión de minutos

Usos de una Raspberri Pi

Un error que pueden cometer quienes se acercan a una Raspberri Pi por primera vez es la de malinterpretar sus posibilidades debido a su reducido tamaño y precio. Pero las posibilidades son inmensas, y con algo tan sencillo como cambiar una tarjeta SD.

En esta recopilación os planteamos siete prácticos usos para tu Raspberri Pi recién estrenada y que se pueden conseguir en cuestión de minutos gracias a los diferentes sistemas e imágenes que podemos instalar en tarjetas SD. En la mayoría de los casos que os proponemos, la distribución incluye un instalador para PC que nos facilita totalmente la creación de la tarjeta SD lista para usar.

1. Mediacenter

Es seguramente el uso más común o al menos el que más se aprovecha sin excesivo coste de una Raspberri Pi. Y en el que casi todos los que tenemos uno de estos equipos pensamos al comprarlo. Eso se nota en la cantidad de soluciones específicas para convertir una Raspberri Pi en un centro multimedia.

La más exclusiva, construida expresamente para este uso, es OpenELEC, la cual solo existe para poder ejecutar XBMC. Pero hay muchas otras como osmc o RasPlex. En todos los casos hay instalador listo para usar.

OPenElec

2. Emulador de consolas

No muchos usuarios habrán resistido la tentación de convertir cualquier pantalla es una consola retro con ayuda de una Raspberri Pi. Como con los centros multimedia, las distribuciones que podemos encontrar son bastante numerosas y de todo tipo.

Podemos optar por Lakka, la distro Linux oficial de RetroArch con emuladores de lo más variado para SEGA, NES, SNES y Gameboy, e incluso de clásicos para DOS o unos juegos algo más modernos como los de PlayStation o PSP. También podemos optar por otras soluciones como RetroPie o RecalBox, la cual es compatible con mandos de la Xbox o Playstation vía USB.

3. Ordenador para niños

Por su bajo coste y filosofía DIY, la Raspberri Pi es una buena solución como ordenador para centros escolares o niños que tengamos en casa. Aquí la reina indiscutible de las distros es Kano.

Partiendo de un proyecto de financiación colectiva de lo más interesante, si ya tenemos una Raspberri Pi solo debemos descargar el instalador de Kano y preparar una SD que convertirá la RPi en un PC con una interfaz muy amigable, una versión para Rpi de Minecraft, diferentes aplicaciones de ocio y hasta Scratch.

Kano para Raspberri Pi

4. Punto de acceso Wifi

Quizás la opción escogida para tu Raspberri Pi sea algo a lo que sacar partido sin darte cuenta. ¿Qué tal crear tu propio punto de acceso Wifi o configurarte de forma económica y totalmente personalizable un repetidor para mejorar la señal WiFi en tu casa?

La solución más directa y completa en la actualidad es Pi-Point, cuya imagen puedes montar tú mismo si tienes algo de experiencia con la Raspberri Pi o comprar directamente en una SD que te envían casa por unos 10 euros. Por ahora no hay instalador automático.

Pi Zero Illustration1

5. Música sin cables en cualquier ordenador

La música tiene una excelente relación con la Raspberri Pi. Ahí tienes por ejemplo Volumio, una distribución excelente para tener un reproductor de música dedicado que lee de cualquier unidad que le conectes por muy poco. Pero también podemos optar por configurar un cotizado sistema de audio sin cables en streaming.

La distro que lo hace posible se llama Pi MusicBox y con un poco de maña podrías crearte soluciones de música sin cables desde servicios como Spotify o Google Music por muy poco.

Small Lcd

6. Servidor

Sin ruido y con un consumo muy reducido, si necesitas un PC que haga las veces de servidor sin muchos requerimientos, hay varias soluciones. Una específica es PressPi, ideal para montar Wordpress a tu manera. Para algo más generalista la solución más sensata es tener un sistema genérico como Raspbian y configurar el servidor con algo de conocimientos previos.

Raspbian 4

7. NAS

Dentro del mundo NAS, OpenMediaVault es una de las distribuciones Linux de mayor aceptación y recorrido. Y tiene su adaptación para la Raspberri Pi, por lo que podemos usar nuestro dispositivo como la base de un NAS casero que gestionemos nosotros sin necesidad de configuraciones complejas dentro de otros sistemas como Raspbian. Todo desde el navegador y como con cualquier otro NAS con sistema operativo avanzado.

Smart

También te recomendamos

Una Raspberri Pi y muebles de Ikea: la manera más barata de construir tu propia máquina arcade

Alternativas a la Raspberri Pi: 7 modelos de miniordenadores baratos en los que deberías pensar

El menos techie de mi familia quiere un portátil. ¿Qué le recomiendo?

-
La noticia Siete prácticos usos para tu Raspberri Pi y cómo conseguirlos en cuestión de minutos fue publicada originalmente en Xataka por Javier Penalva .

0 comentarios: