Las mejores cámaras de vídeo 4K, guía de compras

4k Camera

El interés por adquirir una cámara o dispositivo capaz de grabar a resolución 4K ha aumentado. Es cierto que aún no todos han dado el salto a televisores o monitores 4K pero no importa. En primer lugar porque incluso para producir a 1080p ofrecen ventajas, pero sobre todo permite ir creando material con ultra alta definición para cuando se de el salto.

Por ello no sólo vamos a hacer un pequeño repaso para ponernos en situación sino que veremos algunas de las cámaras 4K más interesantes del mercado. De todos los precios y para todo tipo de usuario o necesidad.

Grabación de vídeo 4K

Fs5

Explicar qué es esto de la grabación de vídeo 4K supongo que no será necesario. Pero supongamos que hay algún despistado, muy despistado. Grabar en 4K no es otra cosa que hacerlo a una resolución de 4096 x 2160 píxeles. Ese es el número de píxeles exacto. De todos modos, cuando se hace a resolución UHD o 3840 x 2160 también se considera 4K puesto que es la resolución mínima que ha de tener y la que se ha estandarizado para la retransmisión de contenido televisivo (broadcast).

Por supuesto, la resolución 4K no es la más alta que hay en cámaras de vídeo. Las cámaras de RED permiten grabar resolución de vídeo 5k y 6k. Una barbaridad pensaréis, pues sí pero son equipos para un sector puramente profesional. Usadas tanto para cine como publicidad y resto de trabajos que requieren calidad máxima. No porque luego vaya a exportarse a dicha definición, que se podría pues YouTube por ejemplo ha comenzado pruebas de vídeos 8K.

Las ventajas de la grabación de vídeo 4K

Volvamos a las cámaras 4K “normales” que estarán más al alcance de la mayoría de nosotros. ¿Por qué debería apostar o importarme que permita o no grabar en 4K? Los motivos son varios y no necesariamente son para vayas a producir contenido con dicha resolución. Si editas a 1080p también aporta ventajas. Pero vayamos por partes.

La primera y gran ventaja de las cámaras 4K es poder capturar tus vídeos con una calidad superior a Full HD. Así, cuando des el salto y cambies de pantalla estará una resolución que no te hará llorar. Vale, dramatizo pero si habéis grabado u os grabaron con alguna cámara Mini DV y ese vídeo lo pusisteis en una pantalla 1080p coincidiréis conmigo que la calidad era muy pobre, con pixeles del tamaño de un puño y una imagen borrosa, falta de detalle.

Fs5 2

Aunque como dije no sólo para producir en 4K son interesantes. Grabando en 4K tendremos un clip de vídeo mucho más nítido a la hora de escalarlo a 1080p. Y es lógico, si el sensor es capaz de captar más información -más píxeles- al reducir se ganará definición. De todos modos este es un punto algo polémico pues hay quién prefiere la imagen que dan las cámaras con un recorte a 1080p y no la obtenida mediante reescalado en postproducción.

Aún así, siguiendo con las ventajas de clips de vídeo 4K en edición Full HD, a la hora de estabilizar un vídeo también supone una mejora. Porque no se tendrá que recortar y ampliar la imagen para llevar la resolución dada al proyecto. Nuestro editor de vídeo analizará el vídeo, hará el recorte necesario y luego, normalmente, escalará hacia abajo para adaptarse a ese vídeo 1080p que estamos creando.

Otra posibilidad del vídeo 4K cuando luego vamos a editar un proyecto a resolución menor, como por ejemplo a 2K o 1080p, es que podremos hacer recortes para encuadrar o buscar el detalle sin miedo a que la imagen vaya a quedar píxelada. También realizar efectos de paneo o zoom, simular multicámara y en definitiva ampliar las posibilidades creativas.

Diferencias en cámaras 4K y sus desventajas frente a Full HD

Sensor

Hasta ahora todo son bondades pero ojo, una cámara 4K también implica ciertas “desventajas” frente a una cuya resolución máxima es 1080p. ¿Por qué? Pues por el mismo motivo que un sensor de fotos con mayor resolución es mejor que uno de menos, un procesador de 8 núcleos es mejor que uno de 4, etc.

Antes de las desventajas veamos las diferencias. No todas las cámaras que graban en 4K son iguales. Es cierto que ofrecen clips de vídeo con una resolución mínima de 3840 x 2160 píxeles. Pero a partir de ahí hay muchos factores que afectan al rendimiento de dicho sensor y cámara.

En primer lugar está el rendimiento del sensor. La luz sigue siendo el componente esencial y no todas rinden igual en las mismas condiciones lumínicas. Por ejemplo, la Sony a7s II destaca por méritos propios al ser capaz de gestionar muy bien el ruido a sensibilidades altas. Algo impensable para otras cámaras de gama alta y por supuesto para las de dispositivos móviles.

Entre dos cámaras capaces de grabar en 4K hay muchas diferencias: códec, rendimiento, bitrate del vídeo, frames por segundo, etc

Luego hay otros factores cómo el códec usado en la compresión del archivo. No es lo mismo grabar en ProRes que hacerlo en H.264, que sea interframe o intraframe, que haga uso de un bitrate de 50MB/s o 100Mb/s, muestreo 4:4:4 o 4:2:0, etc. Todos estos detalles, y otros mucho más técnicos como si el sensor ofrece Rolling Shutter o Global Sutter, afectan pues inciden en el material final. Por eso, aún teniendo una buena calidad el vídeo 4K de un smartphone como el Samsung Galaxy S6 o iPhone 6s no se puede comparar al de cámaras como las BlackMagic Cinema Camera o Panasonic GH4 entre otras.

Blackmagic

Y bueno, eso comparando características de cámaras 4K. Si nos detenemos en otras opciones como las Canon EOS C100, EOS C300 o BlackMagic Pocket veremos que no todo es grabar en 4K. Hay modelos que ofrecen unos clips de vídeo 1080p con una imagen realmente preciosa. Que bien tratados en postproducción dan resultados increíbles.

Por último, aunque esto es más solucionable, también es bueno conocer las desventajas. Trabajar con material 4K requiere mayor potencia en nuestro equipo de edición y sobre todo espacio en disco. Y digo esto del espacio porque lo que ocupa un vídeo 4K es más que uno a 1080p por una cuestión lógica de contener más información.

Lo de la potencia para editar material 4K es más solucionaba pues algunos editores permiten trabajar con material proxy u optimizado. Es decir, una conversión del original a menor resolución o con un códec mejor para trabajar es pospo. Pudiendo así aplicar todo tipo de edición e incluso efectos, correcciones de color, etc. Una vez finalizado todo, a la hora de exportar no lo hará con dicho material sino que tirará de los originales para obtener la mejor calidad posible.

Quiero una cámara 4K, ¿qué debo buscar?

Camaras 4k

Como cualquier otra compra que tengas planteada hacer, lo mejor para decidir qué modelo es más recomendable para ti es saber qué necesitas, tanto a corto como largo plazo.

Elegir bien qué cámara 4K es importante, ¿qué debo buscar? ¿qué ofrece cada opción?

En el mercado podemos encontrar opciones de todo tipo, desde cámaras de smartphone capaces de grabar a 4K hasta cámaras de acción, modelos tipo Bridge, DSLR, CSC y por supuesto de vídeo. Y ninguna es la solución universal para todos pues tiene ventajas e inconvenientes por igual.

Las cámaras 4K de los Smartphone tienen sus ventajas. Sí, parece extraño pero tener tal calidad de vídeo en un dispositivo que ofrece tantas opciones es para tenerlo en cuenta. Muchos tipos de usuarios diferentes encontrarán en ellos la opción ideal para sus necesidades. Que pueden ser tanto profesionales como personales para temas de ocio, etc.

El único punto a considerar es que al ser sensores con un tamaño tan reducido su capacidad de trabajar con luminosidad baja no es tan buena como en otras cámaras con sensor más grande. Pero si la luz es buena el resultado sorprende.

De las cámaras de acción 4K posiblemente no necesitemos decir nada. Están orientadas a un público y usos muy particulares, en los que no sería fácil optar por otras opciones. Porque por tamaño y calidad, las opciones creativas y versatilidad que ofrecen son casi insuperables.

Pasemos a las tres opciones más interesantes y a la vez que más dudas generan: bridge, DSLR y CSC. Dejo las de vídeo para el final porque son en la mayoría de casos algo más especiales.

Las cámaras Bridge capaces de grabar en 4K, como las Panasonic Lumix FZ300 o Sony RX10 II son cámaras realmente atractivas por prestaciones pero sobre todo precio. Ambas son tipo bridge, lo que significa que la lente no es intercambiable. Eso limita en cierta medida aunque suelen ofrecer un rango focal bastante amplio (en estos casos 25-600mm y 24-00mm) junto a una buena luminosidad, a veces f2.8 en todo el rango. Por tanto, ofrecen un conjunto muy atractivo si no quieres realizar una fuerte inversión o si necesitas una segunda cámara.

Las cámaras con ópticas intercambiables son las más atractivas por sus opciones creativas

Las DSLR o CSC, sobre todo las últimas, son las que más usuarios están siendo capaz de atraer. La posibilidad de intercambiar objetivos multiplica las opciones creativas, permitiendo usar la lente adecuada para cada tipo de vídeo o escena. Y aunque hay que realizar algo de inversión, lo cierto es que modelos como la Panasonic Lumix GH4, Sony a7s II o incluso algunas propuestas más económicas pero muy sorprendentes como la Panasonic Lumix G7 se han convertido en superventas.

En estas cámaras, la calidad de los sensores -que van desde los micro 4/3 hasta Full Frame-, sus procesadores de vídeo, gestión de ruido, opciones de control manual, salidas HDMI sin compresión en algunos casos, etc. hacen que numerosos aficionados al vídeo, usuarios avanzados e incluso cineastas independientes las estén usando en sus trabajos.

Por último, las cámaras de vídeo 4K están en un terreno aparte. Las que son las típicas videocámaras tienen la ventaja de facilitar mucho al usuario el tema de configuración y otros ajustes. También están preparadas para grabar sin limitaciones, tanto por temperatura como tamaño de archivos -muchas cámaras de foto cortan cada 4GB y/o tienen limitación de tiempo, aunque no supone un problema la mayoría de ocasiones-, y suelen ser buena opción para vídeos como reportajes o grabaciones en las que no te puedes parar a planificar.

En ese grupo entran opciones como la Panasonic HX-X1000 o Sony X70 que ofrecen un gran rendimiento y opciones más profesionales como entradas de audio, controles avanzados, etc. Aunque si tuviese que destacar una cámara pensada para vídeo que es increíble sería la Sony FS7.

Controlando la iluminación y sabiendo explotar sus capacidades, a toda cámara 4K se le puede sacar un gran partido

Recapitulando, si quieres poder tener tus recuerdos en 4K la cámara de smartphones gama alta ofrecen buenos resultados. Si te interesa algo pequeño, resistente y versátil la opción son las cámaras de acción 4K. Para aquellos que quieran dar el salto al 4K sin gastar mucho, cámaras tipo Bridge o algunas CSC de una gama intermedia rinden muy bien. Y si buscas algo con capacidades más creativas, acabados más precisos y con la que explotar tu pasión por el vídeo está claro que tendrás que ir a cámaras CSC o modelos pensados para vídeo.

Por tanto, haz una lista de necesidades y compromisos que no quieras sacrificar así como establecer cuánto quieres gastar. A partir de ahí es cuestión de buscar y comparar. Si ya tienes experiencia o el dinero no es problema lo tendrás fácil. Si por el contrario quieres ser cauto hasta ver cómo avanza todo hay opciones muy interesantes que ofrecen grandes resultados.

Las cámaras 4K más interesantes del mercado

Llega la parte complicada, establecer un listado de las cámaras 4K más atractivas del mercado. Podría listar todas las que tiene cada fabricante pero igual no ayudaría. Así que, os comparto las que he tenido la posibilidad de probar o por algún motivo conozco con más detalle qué puede llegar a ofrecer.

Sony FDR-X1000V

Sony Fdr X1000

Cámara de acción que me sorprendió en su momento. Ya había tanteado algunos modelos de Sony pero esta Sony FDR-X1000V demuestra que no tiene nada que envidiar a las populares GoPro.

Por tamaño es muy manejable y la calidad de sus vídeos llaman mucho la atención. Además, Sony está sobresaliente los últimos años con sus sensores y aquí no iba a ser menos. Sin contar que su estabilización de vídeo es de lo mejorcito. Se puede encontrar por unos 350 euros.

GoPro Hero 4 Black Edition

Hero 4

Sería imperdonable no mencionar las opciones de GoPro. La Hero 4 Black Edition es popular y se merece mucho de los halagos que recibe. Lo que más me gusta, aparte de sus miles de accesorios, es que el clip de vídeo se puede tratar en postproducción con ciertas garantías. Algo que no es sencillo pero en este caso se deja realizar correcciones de color muy logradas. Su precio ronda los 450 euros.

Vídeo grabado con una GoPro Hero 4 y reescalado a 1080p

Panasonic Lumix G7

Lumix G7

Es actualmente la cámara que uso y estoy muy contento. La Panasonic Lumix G7 tiene limitaciones comparado a su “hermana mayor” la GH4 pero cumple muy bien. Y por el precio que tiene, en torno a los 800 euros con óptica, resulta una gran inversión hasta que controles o sepas exactamente qué equipo te resultará más eficiente para tu trabajo.

Además, en temas de características técnicas, destaca su sensor micro 4/3, la gestión del ruido y que permite usar diferentes tipos de lentes. Por lo que la inversión que hagas en objetivos podrás aprovecharla en futuras cámaras si son micro 4/3.

Panasonic Lumix GH4r

Gh4

Desde que la analice y hasta el día de hoy es una de mis cámaras preferidas. Por construcción, opciones -más aún tras las últimas actualizaciones de Firmware-, su procesado, clip de vídeo que genera, etc. la Panasonic Lumix GH4 es sin duda una de las superventas en el apartado de cámara 4K. Tiene un precio de 1200 euros sólo el cuerpo, fácilmente asumible por la mayoría, pero vale cada euro y tienes todas las ventajas de las micro 4/3 en temas de objetivos.

Panasonic Lumix FZ300

Fz300

Durante unos meses estuve usando la Panasonic Lumix FZ1000, una cámara tipo bridge muy interesante que ya ofrecía grabación de vídeo 4K. Tenía opciones llamativas pero fallaba en que no mantenía la apertura máxima en todo el rango focal. Con la Lumix FZ300 eso lo han solucionado y en su 25-600 ofrece apertura f2.8.

Si queréis una cámara de fotos versátil, con un zoom potente, capaz de grabar vídeo 4K y que cuesta entre 460 y 600 euros es vuestra opción.

Panasonic Lumix LX100

Lx100

Y termino con Panasonic con la Lumix LX100. Es una compacta, sí. Es muy pequeña, sí. Podría pasar por todo menos por una cámara interesante para grabar vídeo 4K, también. Pero creedme que esta pequeña es sorprendente.

Integra un sensor micro 4/3 y una lente con un rango focal 24-75mm con apertura muy luminosa, f1.7-2.8. Su inconveniente, además de la batería que no tiene tanta capacidad, es que no incluye entrada para micro externo. Se pude solventar con grabadoras pero a veces viene bien para poder captar mejor el audio de referencia que luego usaríamos para sincronizar, etc. Pero lo que es en calidad de vídeo destaca. Muy recomendable.

Sony RX100 Mark IV

Rx100 Iv

Pasamos a Sony con la que sería una competidora de la Lumix LX100. Aunque realmente, para mi es la Sony RX100 Mark IV una cámara superior.

Con una lente ZEISS 24-70mm f1.8-2.8, posibilidad de grabar vídeo XAVC S, buena gestión y procesador y una pantalla con visor de gran calidad se posiciona como una compacta única si pretendes grabar vídeo 4K. Una de las cámaras secundarias que más youtubers usan en eventos, etc. por comodidad y rendimiento.

Sony RX10 II

Rx10 Ii

La Sony RX10 II es una cámara tipo Bridge y quien la tiene está muy contento con su desempeño. Por óptica, velocidad de enfoque, calidad del vídeo y opción tan atractiva como su cámara lenta es lógico que se opte por ella.

No es una cámara muy cara, unos 1500 euros, y si quieres dar el salto al 4K con un modelo todoterreno esta opción de Sony es para ser considerada seriamente.

Sony a7s II

A7s Ii

Peso pesado de Sony junto a la Sony a7r II, la Sony a7s II es la evolución de la afamada e increíble Sony a7s. Poco que decir si le habéis seguido la pista, una cámara que destaca por su impresionante capacidad para grabar con baja luminosidad. La tolerancia a valores ISO altos y su ruido casi nulo la hacen muy especial.

Ofrece un clip de vídeo de mucha calidad. El único inconveniente, aparte del precio que es de unos 3400 euros, es que la pantalla no es abatible como otros modelos que permite verte mientras te grabas. Pero posiblemente sea lo que menos le importe a sus potenciales clientes.

Sony a6300

A6300

No la he probado pues recientemente ha sido anunciada y aún no está disponible en el mercado pero la Sony a6300 parte con: sensor de Sony, toda la experiencia acumulada con su gama alpha y una hoja de especificaciones que hacer pensar que se va a vender como churros. Porque además no tiene un precio elevado. Y sí, ofrece opción de intercambiar la óptica. Así que qué más se le puede pedir.

Canon X10C

Canon Xc10

La analice aquí y me gustó. Ofrece cosas muy buenas que ya estaban en su familia EOS Cinema a la que pertenece pero tenía el problema de quedarse a medio camino. Comparada con opciones como la de Sony o incluso con la EOS C100 no terminaba de imponerse. Aún así puede dar mucho juego y si eres fan de Canon resulta atractiva.

Por supuesto, está pensada para vídeo así que en temas de opciones y control gana enteros. Su precio es de 2000 euros.

Si quieres dar el salto y que Canon sea el fabricante pero la XC10 no te convence, entonces echa un vistazo a la Canon EOS C500 o la Canon 1D-C. Ojo, no te asustes si valen más de lo que habías pensado.

Panasonic X1000

Panasonic X1000

Videocámara, es decir, nada de objetivos intercambiables, ser una cámara de fotos capaz de grabar vídeo ni contar con un tamaño reducido. Bueno, no es grande pero la Panasonic HX-X1000 es algo más voluminosa.

Las ventajas de esta cámara es que rinde muy bien en vídeos rápidos, en los que no puedes permitirte el lujo de perder un plano por enfocar lento, porque no esté bien estabilizado, etc. Y por supuesto es muy cómoda de usar. Su precio es de 2500 euros.

Sony X70

X70

Pequeña, muy completa, de gran rendimiento y atractiva en precio, así es las Sony X70. Una videocámara con la que he grabado algunos vídeos y que me ha gustado mucho. Igual no es la opción ideal si buscas esa creatividad que pueden darte las ópticas intercambiables pero no la descartaría.

Cómoda de usar, con numerosos controles, conexiones de audio profesionales y un largo etc. En el vídeo superior tenéis una muestra de la capacidad que ofrece.

Sony FS7

Sony Fs5

Y llegamos a una de las cámaras que cada vez más veo entre youtubers con cierto recorrido y que han decidido dar el salto a la producción de vídeo en 4K. Pero que no despierte eso, la Sony FS5 es una señora cámara. Permite ópticas intercambiables, tiene entradas de audio profesionales, un gran número de opciones para controlar cada aspecto de la grabación, filtros ND integrados y mucho más.

Es una cámara perfecta para publicidad o cineastas independientes y aunque vale lo suyo, unos 6000 euros, lo cierto es que muchos usuarios la consideran como opción y van a por ella. Si buscáis material grabado con ella os sorprenderéis.

Más cámaras 4K a tener en cuenta

Por supuesto, la lista de cámaras capaces de grabar 4K no acaba, hay muchos más modelos atractivos. Están las BlackMagic Camera, las RED o la reciente Nikon D500. Pero las primeras a pesar de ser grandes cámaras tiene algunos puntos que BlackMagic debería resolver, las RED son otro nivel y tienen su precio, y la Nikon es muy reciente y no tengo referencias aunque seguro que no desilusiona.

Así que, si estáis pensando en comprar una cámara 4K todo esto os sirva. Y si habéis apostado por algún modelo que no está aquí comentad, compartir vuestras impresiones que seguro ayudáis a alguien.

También te recomendamos

Los mejores trucos y apps para ecualizar el audio de tu ordenador y que suene perfecto

200 millones de Polaroid han vuelto a la vida gracias a The Impossible Project

¿Cómo se vería tu foto en un Commodore 64?

-
La noticia Las mejores cámaras de vídeo 4K, guía de compras fue publicada originalmente en Xataka por Pedro Santamaria .










0 comentarios: