La NASA quiere prenderle fuego a una de sus naves

La NASA quiere prenderle fuego a una de sus naves

¿Qué ocurre con el fuego en el espacio? Los incendios espaciales pueden ser letales. Pero no sabemos hasta que punto. Por eso, la NASA quiere prenderle fuego a una nave, y mirar, en el experimento Saffire-1

Si viviésemos en la ISS uno de los mayores peligros a los que podríamos enfrentarnos, sin duda, sería a un incendio. Aunque, por suerte, los vehículos espaciales están pensados para "arder" lo menos posible, lo cierto es que un pequeño incendio en el espacio puede resultar letal si no se controla a tiempo. Esto se debe principalmente al pequeño espacio y las condiciones tan controladas en las que vive un astronauta. Pero realmente, tenemos pocos datos de qué ocurriría en un gran incendio espacial. Ahora, la NASA pretende darle un apoteósico final al carguero Cygnus. Un final lleno de fuego y llamas, el objetivo final de la misión Saffire-1.

Fuego en el espacio

El fuego en el espacio, tal y como decíamos, puede ser letal. Muy letal. Por ello mismo casi todos los experimentos que requiere de llama, en la ISS, se hacen de una manera controladísima. En pequeños fuegos, la llama no es lo verdaderamente peligroso. Y es que los vehículos espaciales no arden tan fácilmente. Lo verdaderamente peligroso es el oxígeno que consumen. Aunque la dinámica de flujos en el espacio no es igual que en la tierra, por la falta de gravedad, el poco oxígeno que puede consumir un fuego en el espacio es demasiado preciado. Pero aún más importante puede ser el humo. En tal caso, la visibilidad y la salubridad del aire descienden velozmente. Y aunque haya oxígeno, el humo puede ahogar a un tripulante en cuestión de minutos.

El humo es el agente más peligroso en el caso de un incendio en el espacioMás aún si no puede ver qué está haciendo o dónde están las herramientas o el soporte vital. Pero echemos más leña a la hoguera. Alerta de spoilers. ¿Recordáis cierta escena de Gravity donde el fuego comienza a flotar por toda la nave? Esto es técnicamente posible. Aunque difícil. Sin embargo, ¿qué ocurriría entonces? Eso, precisamente, es lo que quieren saber los especialistas de la NASA. Para poder analizar como se comporta un fuego en el espacio, un fuego de verdad, van a hacer estallar un pequeño artefacto a bordo de la Cygnus. Este es uno de los vehículos utilizados por la NASA para transportar suministros a la ISS de forma no tripulada.

fuego en el espacio, Saffire-1

El experimento, llamado Saffire-1, medirá varios patrones importantes. Entre ellos, cuán rápido descienden los parámetros de habitabilidad en un entorno espacial: descenso de oxígeno, aumento del venenoso dióxido de carbono, partículas en el aire, visibilidad, otros gases... todo eso será medido en el fuego a bordo de la Cygnus. Otros aspectos importantes que comprobarán serán, por ejemplo, conocer "qué arde" y "qué no arde" en la nave, observar como se expande el fuego y tomar medidas de radiación. Todos y cada uno de los datos son importantes, pues es la única manera de asegurar la seguridad (valga la redundancia) de los cosmonautas en caso de un accidente grave que implique un fuego en el espacio. Por supuesto, el experimento se hará alejado y en una órbita diferente de la ISS y otros vehículos.

Bomberos espaciales

Si la Dra. Ryan Stone, el personaje interpretado por Sandra Bullock, hubiera sido rusa probablemente no habría dejado extenderse el fuego por la estación. Y es que hay que admitir que los rusos tienen una extraordinaria experiencia con el fuego en el espacio, herencia de los primeros tiempos de la carrera espacial. Pero volvamos a nuestra vida en la ISS. De pronto nos encontramos con un fuego. Aunque, por el entrenamiento que hemos recibido tiempo atrás sabemos que probablemente no durará mucho, también somos conscientes del peligro que supone. ¿Qué hacemos? ¿Cómo podemos apagarlo? Con un extintor, por supuesto. Sí, la ISS tiene extintores preparados para estas situaciones. Pero claro, no son extintores normales y corrientes.

Tanto los rusos, como decíamos, como los estadounidenses han creado sus propios extintores particulares. Los primeros tiene al menos dos, basados en espumas de agua y nitrógeno, que ahogan la llama. Los extintores de la NASA utilizan dióxido de carbono, aunque también tienen en desarrollo (si no están disponibles ya) algunos de espuma. En el momento en el que se declara un incendio, los detectores de humo alertan a la tripulación y todo el mundo ha de ponerse el sistema vital de respiración. Este evita la intoxicación tanto por el incendio como por el uso de los extintores de dióxido de carbono. Una curiosidad de estos últimos es que están preparados con diversas boquillas para poder acceder a la parte trasera de paneles e instrumentación, que es donde más "probabilidades" hay de toparnos con un fuego espacial.

fuego en el espacio

Una vez controlado el incendio, el sistema de soporte vital ha de hacer el correspondiente filtrado y limpieza del aire antes de poder volver a respirar tranquilos. Realmente es muy difícil ver propagarse el fuego al estilo de la película. Sencillamente, como explicábamos, esto se debe a que no hay un flujo de corriente que permita que se extienda tan fácilmente, como ocurre en la Tierra. Así que, aunque una llama espacial es bonita, ya que el plasma (frío) no adopta las formas típicas que bajo la gravedad, probablemente no flotaría en busca de nuevas cosas que quemar. No obstante, NASA quiere quedarse tranquila. Así que será mejor que nos despidamos de Cygnus, pues va a convertirse en una bonita bola de fuego en el espacio.

0 comentarios: