Contemplar animales tiene efectos calmantes

Si el otro día comentábamos que un perro robot puede ejercer unos efectos terapéuticos similares a los que ejerce un perro real, hoy vamos a doblar la apuesta: ver animales por la tele tiene efectos calmantes y reconstituyentes, lo cual quizá explicaría el tremendo éxito que tienen sus vídeos en YouTube.

Es al menos lo que sugiere un curioso estudio realizado por Deborah Wells, que realizó tres grabaciones cortas (diez peces nadando por un acuario lleno de plantas, diez periquitos en una pajarera y diez monos sentados en árboles) y tomó la tensión a los participantes antes y después de visionar los clips de vídeo.

Para que funcionara como grupo de control, también en el experimento se exhibió un culebrón muy popular a un grupo de individuos. Otro grupo contempló la televisión apagada. Los resultados del experimento los explica así Richard Wiseman en su libro 59 segundos:

De ahí surgieron dos descubrimientos. El primero, que, en términos fisiológicos, ver un culebrón tenía efectos casi idénticos a ver un televisor apagado. El segundo, que, en comparación con las dos situaciones de control, los tres vídeos de animales hacían que los participantes se sintieran mucho más relajados. Para bajar las pulsaciones y la tensión en menos de un minuto, entra en Internet y ponte un video de un animal bonito.

Imagen | Loimere

5067628961_e7c550f88b_o.jpg

También te recomendamos

Cuando la ciencia ficción fue optimista (y volverá a serlo)

Top10 de los animales más adorables de 2014, cortesía de la revista 'Nature'

Advertencias para los que practican la zoofilia

-
La noticia Contemplar animales tiene efectos calmantes fue publicada originalmente en Xataka Ciencia por Sergio Parra .










0 comentarios: