¿En el futuro veremos más colores que ahora?

Fda

Nuestros ojos se basan en tres colores: rojo, azul y verde. En función del nivel de estimualación de cada uno de ellos, vemos un color u otro. Si se estimulan más los rojos que los verdes, por ejemplo, aparece el naranja en nuestro cerebro. Pero en el futuro próximo tal vez podamos registrar más colores que ahora, colores que permanecen invisibles para la especie humana.

Tras una única inyección de un tercer pigmento, los ratones ya disponen de visión tricromática. Esta técnica quizá cure del daltonismo a las personas que lo sufren en muy poco tiempo.

Sin embargo, lo más interesante es especular con la idea de que incrementaremos nuestra propia visión al introducir un receptor ultravioleta como el de las abejas. O poseeremos visión decacromática (diez receptores diferentes), como el que tiene la langosta mantis.

La mantis marina utiliza 12 fotorreceptores para ver el color y los cuatro restantes para detectar la luz ultra violeta y polarizada. Por otra parte, su visión trinocular les porporciona una capacidad de ver en profundidad mucho mejor que la nuestra.

3 4 Sh Eyeuse

Estos cambios podrían ser antinaturales, pero no por ello son necesariamente malos. Mejorar nuestros sentidos nos convertirá en una especie mejor de lo que dipuso la naturaleza por el mero azar. Tal y como abunda en ello Juan Scaliter en su libro Exploradores del futuro:

Homo evolutio es un homínido que directa y deliberadamente controla su evolución y la de otras especies. Esta nueva especie somos nosotros.

Llegar a esta supervisión quizá sea difícil, e implique el uso de ojos biónicos. Nuestro poder de resolución es en individuos sanos de 1,75mm a 6 metros, y mejorar esa resolución se enfrenta a limitaciones biológicas que están asociadas a la forma de nuestros ojos y cómo están conectados a nuestro cerebro. La única opción posible, en este caso, es ampliar una imagen artificialmente.

El Argus II fue uno de los primeros ojos biónicos en recibir la aprobación de Europa y la FDA americana para ser probado en humanos. Algunos de los ojos artificiales más prometedores son el Argus Retinal Prosthesis, el MVIP o el ASR. Como el Argus, el MVIP conecta el nervio óptico, a través de la retina, con una cámara externa que transmite la señal. El ASR, por su parte, es un ingenioso implante que sustituye la retina dañada.

Veremos (más que nunca) cómo evoluciona todo ello, y los primeros en verse favorecidos por esta tecnología serán los invidentes.

También te recomendamos

Inventando el OLED

El mundo visto a través de los ojos de un coche autónomo

Los ciegos que vuelven a ver y otras anomalías oculares

-
La noticia ¿En el futuro veremos más colores que ahora? fue publicada originalmente en Xataka Ciencia por Sergio Parra .










0 comentarios: