Bienvenido a OS X: todo para ser un buen maquero

Nuevo Mac

Es navidad. Te has levantado, has ido corriendo a ver los regalos que tienes bajo un árbol y te has encontrado con un paquete rectangular y pesado. Sorpresa: alguien te quiere mucho, muchísimo y has recibido un Mac que tiene como misión darte la bienvenida a la plataforma de sobremesa de Apple.

Hacer este salto desde Windows o desde Linux ya no es tan radicalmente diferente como antes, pero aún así vamos a exponer algunos pasos que deberías tener claros al enchufar ese nuevo Mac por primera vez. No te asustes porque no es nada difícil, pero si los sigues deberías poder empezar a explorar OS X El Capitán sin imprevistos.

¿Ya tienes un Apple ID?

Id Apple

iCloud se ha convertido en algo imprescindible para poder utilizar dispositivos de Apple. Si ya tienes un iPhone o un iPad, seguro que ya tienes un Apple ID configurado en sus ajustes. Basta con que hagas lo mismo en el Mac, que te pedirá esa cuenta nada para aplicar las configuraciones iniciales en el sistema.

Puedes crear una nueva ID de Apple directamente desde el asistente de configuración

Si no tienes ninguna cuenta de Apple y ese Mac es tu primer producto de Apple, tranquilo: en ese mismo asistente inicial tendrás la posibilidad de crear una nueva cuenta. Si es el caso necesitarás pensarte una contraseña, y si tienes planes de hacer compras en los catálogos de la compañía también tendrás que tener a mano una tarjeta de débito o crédito para introducirla como método de pago. Si no te interesa que Apple tenga información sobre esa tarjeta, siempre puedes elegir no introducirla e ir añadiendo tarjetas con saldo de iTunes para hacer compras.

Una vez hayas iniciado el sistema, es muy recomendable abrir la Mac App Store y iTunes para verificar que la sesión está iniciada en todas esas aplicaciones. Así no nos lo pedirá luego repentimanente.

Abre la Mac App Store y actualiza lo que haya pendiente

Mac App Store

Tu Mac está nuevo y recién sacado de la caja, pero seguro que ya han aparecido actualizaciones de OS X y las aplicaciones preinstaladas desde que ese Mac fue empaquetado. Así que lo primero que deberías hacer tras configurar el ordenador es abrir la Mac App Store y descargar todas las actualizaciones pendientes que haya que hacer.

Para eso tendrás que tener configurada tu cuenta de Apple, pero si has hecho ya el paso anterior ya habrás resuelto ese paso. En algún momento el Mac también te pedirá activar las actualizaciones automáticas, cosa completamente aconsejable si no quieres que te aparezcan notificaciones cada vez que haya una nueva versión disponible de tus programas o del sistema.

Hazlo bien desde el principio: configura un Time Machine

Time Machine

Acabas de configurar tu Mac y te dispones a instalar ya las primeras aplicaciones. Ahora es el momento perfecto para conectar un disco externo e iniciar una copia de seguridad mediante Time Machine. Así la primera copia que tendremos será la de un OS X completamente limpio, ideal para casos en los que haya que hacer una recuperación original de todo el sistema.

Recuerda que el disco duro que utilices para Time Machine se formateará en HFS+, eliminando todos los datos previamente guardados en él. Además, su tamaño mínimo debería sobrepasar el que tenga el disco duro interno del Mac.

El Trackpad no es tu enemigo

Trackpad

Es uno de los cambios más bruscos que puede experimentar un switcher, sobretodo si el Mac nuevo es un portátil: el Force Touch Trackpad incluye gestos multitáctiles y clicks con varios niveles de presión, algo muy diferente que los trackpads que llevan los PC.

Muchos acaban conectando un ratón al MacBook por la simple razón de que ya conocen cómo funciona, y eso no es nada malo. Pero no dejéis aparcado el Trackpad, porque si aprendéis todos sus gestos os podéis encontrar con un aliado muy poderoso. En la sección Trackpad de las preferencias del sistema tendéis hasta vídeos explicativos de todos los gestos que podéis hacer.

"Mis documentos" ya no existe

Finder

En Windows solías almacenarlo todo dentro de "Mis Documentos". Olvídate de eso: en OS X la carpeta principal es la que tiene tu nombre y el icono de una casa, y ahí es donde deberías guardar todos tus documentos personales además de en iCloud Drive si así lo consideras oportuno.

Otro consejo que vale la pena mencionar: todo lo que te descargues de internet va a ir a parar a la carpeta de "Descargas", así que no olvides ir haciendo limpieza en esa carpeta antes de que ocupe demasiado espacio.

Puedes instalar aplicaciones fuera de la Mac App Store

Muchos switchers no salen de la Mac App Store para buscar e instalar aplicaciones, pero también se pueden descargar desde cualquier página web al modo "tradicional". Para eso, lo mejor que puedes hacer es ir a Preferencias del Sistema y, dentro de la sección Seguridad, activar la opción de poder instalar programas de desarrolladores no verificados.

Spotlight es más capaz de lo que crees

Spotlight

Olvídate de ese buscador que tenías en Windows y que casi no utilizabas: OS X El Capitan se ha encargado de vitaminar Spotlight para que sirva como buscador de contenido tanto local como de la red. Nuestro último consejo es que antes de abrir Google, pruebes a buscar lo que quieras en Spotlight. Puede que el resultado te sorprenda: puedes hacer cálculos, convertir unidades o divisas o buscar resultados de la liga de fútbol sin abrir ninguna web.

Imagen | Taylor
Más información | Análisis del MacBook, del iMac y del MacBook Pro
En Applesfera | Cuatro consejos básicos, de esos que pasan desapercibidos, para OS X

También te recomendamos

Participa en Club Xataka y gana un TV Panasonic LED 4K de 40"

19 novedades de iOS 9 pequeñas pero interesantes

Estrena tu iPhone a lo grande: todo lo que tienes que saber

-
La noticia Bienvenido a OS X: todo para ser un buen maquero fue publicada originalmente en Applesfera por Miguel López .










0 comentarios: