Cárcel para un hombre que dejó morir de hambre a su perro en Palma

20minutos

  • Andrés Feria Romero cumplirá una pena de prisión en la cárcel de Palma por dejar morir de hambre a su perro, según publica el diario 'El País'.
  • La juez Campos Barciela ya encarceló a otro maltratador de animale, condenado a ocho meses, por matar a garrotazos a su caballo de carreras en 2012.

Perro en casa

Andrés Feria Romero cumplirá una pena de prisión en la cárcel de Palma por un delito de maltrato animal con resultado de muerte, según publica este miércoles el diario El País. El hombre ha sido condenado a un año de reclusión por dejar morir de hambre a su perro en abril de 2013.

La juez que ha dictaminado la pena, María Jesús Campos Barciela, ya encarceló a otro maltratador de animales, el caballista Eugenio Sánchez, condenado a ocho meses por matar a garrotazos a su caballo de carreras en 2012.

Feria Romero, que fue denunciado por su hermano y que asumió la pena de un año en el juicio celebrado el 28 de mayo de 2015, fue encarcelado antes de que la magistrada Campos le comunicase que debía ingresar en prisión.

El hombre había ingresado en prisión por mandato de otro juez para cumplir una orden cautelar por un supuesto delito de violencia doméstica del que aún no ha sido juzgado. La juez Campos ha ordenado que no sea excarcelado para que así cumpla la pena por la muerte del perro.

Campos afirma que los delitos de maltrato animal "sensibilizan de manera indiscutible a la opinión pública" y cuentan con una enorme repercusión y trascendencia. El suceso, para la magistrada, es "un paradigma de la ilegalidad criminal, en cuanto a la crueldad que revela".

Feria Romero, "en la intimidad de su domicilio, mató de hambre y abandono a su perro" con una "lenta y angustiosa agonía que duró meses", según recoge el auto de la juez Campos, que deniega "todo beneficio suspensivo o sustitutivo" de la pena.

El perro de Feria Romero se encontraba "en estado de extrema delgadez, famélico, desnutrido, enfermo. Atado muy corto, en un patio, sin posibilidad de movimiento ni apenas alzarse, no podía huir e ir a buscar alimento, ni refugiarse del frío".

La juez Campos denegó conmutar la pena por una multa para que este delito se convierta "en un rentable negocio".










0 comentarios: